Cómo evitar fotos movidas: 6 pasos fáciles – Cómo Sujetar Correctamente tu Cámara

22 02 2012

Cómo evitar fotos movidas: 6 pasos fáciles

Éste es el típico post que justo después de leer se lo envías a algún primo o amigo por el gran valor que aporta (espero) a la vez que por la simpleza de los consejos y pasos que propone. Hoy compartiré con vosotros unos pocos consejos sobre cómo evitar fotos movidas, un problema que nos trae dolor de cabeza a más de uno y cuya solución es extremadamente fácil si seguimos unos cuantos pasos de los cuales les voy a hablar a continuación.

Primero les explicaré muy escuetamente por qué algunas fotos salen movidas/borrosas, para quien no lo sepa aún y a continuación les explico los sencillos pasos a seguir.

Cómo evitar fotos movidas: 6 pasos fácilesFotografía cortesía de Andrionni Ribo bajo Licencia Creative Commons

¿Por qué algunas fotos salen movidas?

El motivo principal es básicamente uno: porque la cámara sufre algún movimiento durante el tiempo en el que está captando la imagen (durante el tiempo de exposición). No hay otra explicación. En realidad todos los demás motivos giran alrededor de éste.

Cómo sujetar la cámara correctamenteCómo sujetar la cámara correctamente

¿Cómo evitar fotos movidas/borrosas?

1- Adoptar una postura cómoda y correcta: meter los codos hacia dentro: Siempre que sea posible es recomendable adoptar una postura cómoda que nos ayude a disminuir las vibraciones de nuestro propio cuerpo. Un error muy común entre los que se compran una cámara réflex y se ponen a hacer fotos sin siquiera echarle un vistazo al manual de instrucciones es sujetar la cámara de manera incorrecta. La siguiente imagen muestra la forma correcta con la cual es recomendable sujetar la cámara.

2- Utilizar un trípode, o improvisar uno: Consejo evidente pero que no podría faltar en esta lista. A falta de un buen trípode existen alternativas tan económicas que no les costarán nada. Pueden utilizar algún muro como soporte, mesa, o cualquier tipo de soporte fijo y estable, eso sí, si dejan la cámara encima y tener cuidado de que no se caiga.

Otro truco para estabilizar la cámara sería utilizar nuestro propio cuerpo como trípode: apoyando el codo en el suelo (o en algún soporte muy estable) por ejemplo.

3- Usar un disparador remoto o disparar con retardador de 2 ó 10 segundos: Este consejo es útil y complementa el de usar un trípode. Un disparador remoto nos permite disparar la foto evitando el más mínimo movimiento causado por la acción de disparar la foto. Con la función de retardador se puede conseguir igualmente.

4- Activar la función de reducción de vibraciones: La mayoría de las cámaras modernas ofrecen la posibilidad de reducir notablemente los movimientos y vibraciones. Algunas cámaras réflex tienen esta función en el propio objetivo, como Nikon, en cuyo caso la función de reducción de vibraciones se llama VR, mientras que otras como las Canon las llevan en el propio cuerpo de la cámara. Esta opción es muy util e insisto, reduce muchísimo las vibraciones especialmente cuando se usa un teleobjetivo.

5- Para cámaras réflex y puente: utilizar una velocidad de disparo rápida: Si tienes una cámara réflex podrás tener control total sobre la velocidad de disparo. A más velocidad de disparo más nítida saldrá la foto.

6- Para cámaras réflex y puente: utilizar toda la luz disponible: Este consejo casa con el anterior. Si utilizáis una velocidad de disparo muy elevada es fácil que la foto salga oscura (nítida pero oscura). Para solucionar esto podemos jugar con parámetros de luz: abrir el diafragma del objetivo para que la cámara capte más luz, subir prudentemente la exposición, utilizar un valor ISO un tanto elevado en la medida de lo posible, y si es necesario encender el flash.

Cómo evitar fotos movidas: 6 pasos fáciles

Fotografía cortesía de Sarah-Ji bajo Licencia Creative Commons

Como ves son pasos muy simples y que nos pueden ahorrar un ENOOOORME disgusto a la hora de sentarnos a visualizar nuestras fotos en el computador. Todos nos hemos llevado una frustración alguna vez al comprobar lo movida que nos ha salido alguna foto.

A menos que, bajo un arrebato de creatividad vanguardista, nos hayamos puesto a sacar fotos movidas a drede, porque dicho sea de paso, algunos fotógrafos consiguen EXCELENTES fotos movidas que yo personalmente no puedo dejar de admirar, como la de la niña borrosa en el césped. Una maravilla.

Descubre Cómo Sujetar Correctamente tu Cámara y Di Adios a las Fotos Movidas

La foto está movida… ¡qué fastidio!… ¿por qué?. Mucha gente se queja de que muchas de las fotos que hacen les salen movidas. Y parte de ellos incluso le echan la culpa a su cámara. ¿Estás tú entre ellos?. Pues que sepas que uno de los motivos más frecuentes por las que obtenemos fotos movidas es por no sujetar correctamente la cámara. ¿No te lo crees? Prueba a seguir estos sencillos consejos y verás cómo mejoran tus fotos.

El Secreto: Mantener la Cámara lo más Fija Posible

Las fotos salen movidas cuando se produce movimiento apreciable mientras el obturador de la cámara está abierto. Por eso cuando hay mucha luz es muy difícil obtener fotos movidas: porque el obturador permanece abierto muy poco tiempo (para obtener una exposición adecuada) y el movimiento tiene que ser muy brusco para que quede registrado en la fotografía. Pero cuando las velocidades de obturación tienen que ser más lentas (generalmente, en situaciones de mayor oscuridad) ya es otro cantar. Es necesario mantener la cámara lo más fija posible. Piensa que tu cuerpo debe actuar como trípode para tu cámara.

Empecemos Por los Pies

Para conseguir que tu cuerpo esté lo más estable posible, debemos empezar por los pies. Mantenlos separados para evitar el balanceo. Procura evitar la flexión de las rodillas: conseguirás mayor estabilidad con las piernas totalmente extendidas. Si el ángulo que quieres tomar lo requiere, puedes arrodillarte, pero apoya la rodilla en el suelo: o totalmente extendido o arrodillado, pero procura evitar posiciones intermedias.

Busca Apoyos Adicionales

Por curioso que pueda parecerte, se consiguen resultados sorprendentes cuando apoyas tu cuerpo sobre la pared, una columna o cualquier otro objeto estable de gran tamaño. Si estás en un espacio abierto no tendrás muchas opciones, pero si tienes algo grande y fijo a mano, no desaproveches la oportunidad. ¡Merece la pena!.

Los Codos contra el Cuerpo

Mantén los brazos lo más replegados posibles. Cuanto más extendidos estén, mayor movimiento. Procura apoyar los codos contra el cuerpo: evitarás vaivenes innecesarios. Este consejo es especialmente importante en fotografía digital, ya que el monitor LCD de las cámaras digitales hace que tengamos la tendencia natural de alejar la cámara y extender los brazos.

Con las 2 Manos, Por Favor

La miniaturización en la electrónica de consumo alcanza límites insospechados. En la fotografía digital hace posible que podamos encontrar en el mercado modelos de cámaras tan pequeños y ligeros que parece increíble. Por poco que pese tu cámara utiliza las dos manos para sujetarla. Piensa que el gesto de apretar el botón genera un movimiento considerable, mucho menor cuando sostenemos la cámara con ambas manos.

Tensa los músculos

Siguiendo las recomendaciones anteriores conseguiras colocar tu estructura ósea de modo adecuado para conseguir la máxima estabilidad. Es momento de poner en juego tu sistema muscular. Evita la flacidez. Tensa un poquito los músculos, pero no te pases. Se trata de evitar vibraciones innecesarias: si aprietas demasiado puedes provocar un ligero temblor, justamente lo que pretendemos evitar.

Contén la Respiración

Cuando la velocidad de obturación es reducida, oscilaciones como las que producimos al respirar pueden provocar fotos movidas. Conviene contener la respiración para reducir los movimientos al mínimo. Inspira, conten y dispara. O bien, expira, conten y dispara. Prueba ambos modos y decide cual es con el que más cómodo te encuentras.

Sostén la Cámara con la Izquierda, Controla con la Derecha

Si tu cámara es réflex o tipo réflex, sostén la cámara con la mano izquierda: pon la palma hacia arriba y sitúa la parte inferior de la cámara sobre ella; abraza con los dedos pulgar e índice el objetivo. Con la mano derecha abraza el lateral derecho de la cámara, de modo que el dedo índice caiga de modo natural sobre el disparador, y que el pulgar abrace la parte posterior de la cámara, cerca de los controles principales. Y no olvides pegar los codos al cuerpo.

Cómo NO Debes Sujetar tu Cámara

Cómo SÍ Debes Sujetar tu Cámara

si sujetar

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: