La Boda de tu Mejor Amigo

22 02 2012

fotografiar boda

¿De repente y sin saber cómo, te has encontrado en el compromiso de tener que documentar la boda de tu mejor amigo? Suele pasar.. Nos ven con una cámara réflex digital colgando del cuello y nos dicen: “Coño… ¿por qué no me fotografías mi boda?”

La mejor forma, más rápida y menos arriesgada de escabullirnos de este tipo de situaciones sería mostrarnos humildes, decir que hacemos fotos asquerosas, y recomendarle al amigo algún buen fotógrafo profesional especializado en bodas.

Pero como es posible que tu amigo te insista con la petición, y no te deje más remedio que aceptar su encargo y acudir al feliz evento, en calidad de invitado y fotógrafo a la vez, aquí te traigo una serie de 6 consejos con los que podrás conseguir buenas fotos de la boda de tu mejor amigo.

6 Consejos para fotografiar la boda de tu mejor amigo

1- La amistad por encima de todo: Éste es un consejo un tanto extraño pero estoy obligado a ponerlo el primero. Lee otra vez el título de este artículo, la boda de tu mejor amigo. ¿Qué pasaría si por algún casual las fotos salieran hechas un desastre? La amistad podría tambalearse y correr un serio peligro. Para evitar estas situaciones, por favor sé realista con tu amigo, déjale bien claro que eres un aficionado, que en tu vida has hecho fotos de bodas, que existe un riesgo de que, al ser tu primera vez, a tus fotos les falte un poco de profesionalismo, o que sean mejorables. Déjaselo claro, así te quitas de toda responsabilidad.

2- Hazte con un buen objetivo: Está de sobra decir que al evento tendrás que ir equipado con todo el juego de objetivos que tengas, pero sobre todo hazte con el famoso objetivo de 50mm con apertura f/1.4 (ó f/1.8 a lo sumo). Este tipo de objetivos es generalmente el más apropiado para retratos, y su generosa apertura te permitirá una excelente profundidad de campo, algo que te ayudará mucho en realzar a los novios. Si no estás familiarizado con estos términos, visita nuestro curso. Curso de Fotografía

3- Inspírate en otros trabajos: Observa trabajos fotográficos de otros profesionales y acuérdate de los que más te gusten. Intenta acercarte un poco a ese resultado.

Si quieres triunfar con tu amigo invítale (y a su pareja) un día a tu casa y juntos mirad fotos de otras bodas hechas por fotógrafos profesionales. Fíjate en las reacciones de tu amigo y su pareja, observa qué fotos les gustan más y acuérdate de ellas, discute con ellos sus gustos, qué tipo de fotos no quieren que falten, etc.

4- Haz muchas fotos: No dejes de disparar. Sé creativo, cambia de perspectiva, repite fotos. Algunas fotos te saldrán borrosas o movidas debido a algún ligero temblor de tus manos, y no te percatarás de ellos debido a que la pantalla de la cámara es muy pequeña y no es fácil reparar en este tipo de detalles. De vez en cuando agranda las fotos en la cámara (zoom in) y verifica que la foto haya salido bien. De lo contrario, repítela las veces que haga falta.

5- Dispara en modo RAW + JPG: Disparar en RAW te va a permitir, posteriormente, procesar las fotos tranquilamente, modificando ajustes propios de la cámara, y ya exportarlas finalmente. Como vas a estar haciendo muchas fotos, es posible que no puedas o no quieras tener que procesarlas todas (¿100? ¿300? ¿600 fotos?). Si disparas en RAW+JPG siempre podrás utilizar la JPG si al final decides no procesar la versión RAW. Si no estás familiarizado con estos términos, visita nuestro curso. Curso de Fotografía

6- Cuidado con la tarjeta de memoria: Sé de gente que se quedó sin fotos de su boda. ¿Te imaginas? El día más feliz de tu mejor amigo se lo vas a fastidiar tú viniendo al final del día para decirle que la tarjeta de memoria se te estropeó, no sabes por qué motivo, y que se perdieron todas las fotos. Se me pone la piel de gallina sólo de pensarlo.

Para evitar este tipo de malas noticias, lo mejor es que utilices varias tarjetas de memoria, y así evitar poner todos los huevos en la misma cesta. Así si de repente se estropea una tarjeta, se perderán sólo parte de las fotos. Por otro lado, procura formatear las tarjetas de memoria antes de usarlas, y haz que no sean muy antiguas ni desgastadas por favor (si hace falta que las compres nuevas cómpralas).

La verdad es que la lista de consejos podría ser larguísima, el tema daría para un libro gordo. Por hoy lo dejaremos aquí. Espero que te resulten útiles estos consejos. ¿Quién sabe? A lo mejor la propuesta de tu amigo de fotografiar su boda podría ser tu primer paso hacia el mundo de la fotografía profesional de bodas. Todo es proponérselo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: